Datos interesantes sobre los orígenes de este alimento, que hoy ocupa un lugar muy importante en nuestra nutrición.

Uno de los textos clásicos que nos da una referencia de nuestro consumo de lácteos es sin duda la biblia. Allí se pueden encontrar pasajes en los que se habla del ordeño de vacas y la leche como un alimento presente en la ingesta de las comunidades.

En la página web Cosumer.es, existe un documento que describe muy bien los orígenes de la leche a partir de infografías. Allí descubrimos, por ejemplo, que Hipócrates, uno de los pioneros en los estudios de la medicina, consideraba la leche de vaca como antídoto para casos de envenenamiento.

En una monografía científica, realizada en España con el proyecto “Lácteos insustituibles”, se dice que la aparición de la leche vacuna como alimento se remonta también a los orígenes de la ganadería, en el neolítico, aproximadamente 6.000 años antes de Cristo.

Es decir, que el consumo de lácteos se relaciona con la trasformación de las dinámicas humanas, del nomadismo al asentamiento en territorios fijos que facilitaron el desarrollo de la agricultura.

En la edad media el consumo de leche se limitaba a las áreas rurales. No fue sino hasta el siglo XIX que la leche se popularizó en las sociedades citadinas, ya que el transporte de este alimento sin los debidos manejos sanitarios transmitía enfermedades como la brucelosis o la fiebre de Malta, y en esta época los procesos de esterilización permitieron su traslado.

Relacionado con el transporte de este alimento, se dice que la leche se almacenaba en pieles de animales y al ser expuesta al sol, se coagulaba, lo que le dio origen al queso. Así, con el tiempo, la nata, la mantequilla, el yogur, entre otros alimentos, empezaron a ser producidos experimentalmente.

Es así como el consumo de lácteos, como los conocemos hoy en día, es una costumbre permeada por la tradición y la historia. Esperamos que te haya gustado este recorrido. ¡Gracias por leernos! En el Blog ‘La Buena Leche’ trabajamos para traer la mejor información láctea de interés. Si deseas saber sobre algún tema específico, por favor, escríbenos a través de nuestra página web o en nuestras redes sociales en Facebook, Twitter, Instagram o Soundcloud.

 

Bibliografía