En 2015 el sector lácteo vivió un panorama internacional donde predominó la desaceleración de la demanda de importaciones de China (ver gráfico 1) pasando de 1.8 a 1.6 millones de toneladas. A la vez una producción creciente en Estados Unidos (1%), Nueva Zelanda (5%), Australia (4%) y particularmente, la Unión Europea (UE) (2%), incentivada por la abolición de las cuotas de producción en abril del mismo año. Adicionalmente, en Rusia se prohibieron las importaciones de algunos productos lácteos, incluido el queso, cuya variación entre 2013 y 2015 fue de -62%, provenientes de los países pertenecientes a la UE, Estados Unidos y Australia.

Los anteriores factores influenciaron los precios de los productos lácteos durante los años 2015 y 2016, tanto que en 2015 el precio de la leche en polvo entera disminuyó 30,1% pasando de 3.472 a 2.426 dólares por tonelada; el precio de la leche en polvo descremada presentó el mismo comportamiento con una reducción de 39,5% al pasar de 3.476 a 2.102 dólares por tonelada. En el caso de la mantequilla la reducción en el precio fue de 13,7% pasando de 3.514 a 3.033 dólares por tonelada y el queso Cheddar la disminución fue de 24,6% al pasar de 3.912 a 2.950 dólares por tonelada (Ver gráfico 2).

Para 2016, los precios de leche en polvo descremada aumentaron un 3.9% llegando a US$2.021 por tonelada. En el caso del precio de leche en polvo entera, mantequilla y queso Cheddar dichos comportamientos decrecientes cambiaron su tendencia y crecieron 2,7%, 8,3% y 2,9% respectivamente y ubicándose en US$2.490, US$3.284 y US$3.036 por tonelada, en el mismo orden de mención.

Según Rabobank, la producción de leche continúa recuperándose después de la aguda contracción que se presentó en 2016. Los precios altos y las condiciones climáticas favorables son factores que beneficiaron a los productores de leche, después de la disminución que venía presentándose en los precios de la leche y sus derivados. A nivel regional se encuentran los siguientes comportamientos:

  • En Europa, la producción de leche crece lentamente ya que en los mayores productores como los son Francia y Alemania se produjeron unos niveles menores a los presentados en el año anterior; adicionalmente en Holanda la producción de leche estuvo limitada por las condiciones climáticas dadas por una primavera fría y seca.
  • En América del Norte, específicamente en Estados Unidos, la producción continúa creciendo, acompañada de una demanda local e internacional creciente. En el caso de Sur América, la recuperación de la producción es estable; en Brasil los costos de los insumos han comenzado a disminuir y la producción y el consumo se consolidan, tendiendo a crecer; en el caso de Argentina también se presenta una recuperación de la producción, después de las contracciones que se observaron años atrás.
  • En China se desacelera el crecimiento del consumo, sin embargo, este consumo supera la oferta ya que los precios agrícolas se han debilitado, afectando la producción de los pequeños agricultores. Las importaciones de mantequilla y leche en polvo entera disminuyeron en el primer cuatrimestre de 2017, respecto al mismo periodo del 2016; sin embargo, las importaciones de queso y leche en polvo descremada aumentaron en el mismo periodo analizado (Ver gráfico 3).

  • En el caso de las exportaciones mundiales de productos lácteos, Nueva Zelanda continúa siendo el mayor exportador, sin embargo, el volumen exportado disminuyó en el primer cuatrimestre de 2017, comparado con el mismo periodo de 2016. Este comportamiento también se presentó en las exportaciones de los principales países (ver gráfico 4), excepto en el caso de la UE, donde las exportaciones de leche en polvo descremada aumentaron 13% y Estados Unidos, donde las exportaciones que queso y leche en polvo descremada aumentaron 15% y 20% respectivamente, en el mismo periodo anteriormente analizado.

(Espere la segunda parte de este artículo, aquí en La Buena Leche)

Fuentes:

 Escrito: Alejandra Palacios