El último informe reportado por Rabobank, plantea una perspectiva de recuperación en la producción mundial de leche. Adicionalmente, resalta que el eslabón industrial de la cadena productiva del sector lácteo entrará en una fase de expansión del comercio ya que surge la necesidad de suplir el crecimiento esperado de la demanda, a pesar de ser leve. Respecto a los factores que han impactado fuertemente la dinámica del sector a nivel internacional, se espera que las importaciones de China aumenten hacia el segundo semestre de 2017, a la vez que se reactive el comercio entre Rusia, Unión Europea y Estados Unidos.

Según la FAO, la proyección de crecimiento de la producción mundial de leche se calcula en 1.4% llegando a 831 millones de toneladas en 2017, con incrementos en Asia y América gracias al crecimiento de la demanda y a la recuperación esperada luego del impacto de fenómenos climáticos; también se espera un leve incremento en la producción en Europa y África debido a una mejor productividad por animal y efecto de las alteraciones en las precipitaciones durante el segundo semestre de 2016, y reducciones en Oceanía.

En cuanto al comercio se proyectan crecimientos modestos del 1%, llegando a una equivalencia 71.8 millones de toneladas de leche, gracias a la recuperación esperada de las importaciones de China, Rusia, Australia, Filipinas, Tailandia, Yemen y Corea entre otros.  Igualmente, se espera el incremento de las ventas de los principales países exportadores, como lo son los pertenecientes a la UE, Estados Unidos, Argentina y Canadá; mientras que se prevé que las exportaciones provenientes de Nueva Zelanda disminuyan de acuerdo con la dinámica de su producción.

Finalmente, es importante aterrizar este panorama internacional junto con sus perspectivas al entorno colombiano. En Colombia el entorno del sector lácteo está marcado por la falta de productividad que trasciende hacia la baja competitividad, la producción de leche cruda se ha visto afectada por el impacto de los fenómenos climáticos, el acopio formal supera el crecimiento de la producción de leche, los precios al productor aumentan año a año, las exportaciones disminuyen y las importaciones crecen aceleradamente. Un entorno internacional con expectativas de crecimiento de la producción, reactivación de la dinámica comercial y crecimiento de los precios, probablemente represente una oportunidad para la recuperación del sector a nivel nacional siempre y cuando puedan mitigarse las deficiencias mencionadas anteriormente y agregarle valor a la cadena productiva.

Fuentes: